lunes, 5 de mayo de 2008

Quien mal entiende mal actua (aunque sea sin mala voluntad)


A veces, nos dejamos llevar por el automatismo irreflexivo y cometes errores garrafales.
Otras veces, simplemente se trata de que no analizas a tiempo la situación, no la ponderas.
Y este es el caso, por que aunque resultó que no fue nada importante, podría haberlo sido.
Y el hecho de que sea hilarante no me exime de mi error. Desde aquí pido disculpas a mis compis de urgencias por sufrirme tantos años, en silencio o no.
Gracias
Una tarde normal en el servicio de urgencias y yo desempeñando funciones de celador/auxiliar sanitario. Nosotros teníamos un mostrador desde el cual gestionábamos las entradas a la unidad y derivábamos al especialista concreto, segun fuera el caso.
Y paso lo siguiente:
Llega un varón de una cincuentena aproximadamente, con camisa a cuadraditos y vaqueros.
Al levantar la vista observo que lleva toda la camisa llena de sangre fresca y le pregunto con los ojos muy abiertos:
-¿Qué le ha pasado?
-Me han pinchado un lóbulo.Responde con una tranquilidad pasmosa.
Yo no lo pensé (tonto de mi) y entré corriendo a urgencias y suelto de repente:
-¡Afuera hay un hombre al que le han pinchado un pulmón!
Inciso:
Lóbulo pulmonar: porción de parénquima (tejido) pulmonar que está aireado por un bronquio lobular, rodeado de pleura visceral y regado por una arteria lobular.
Y claro está,se comenzó a ejecutar el protocolo de emergencias propio de este tipo de situaciones:
- Se localiza al cirujano de guardia.
- Se llama a quirófanos y se prepara la intervención.
Todo esto realizado en segundos y se me ordena que entre al paciente.
Y yo, corriendo salgo a por el.
Y le digo:
-¿ En qué pulmón le han pinchado?
Torpe yo que a estas alturas debía recordar que si se nos perfora un pulmón, por el motivo que sea, nos cuesta hablar y este hombre estaba tranquilo y lo que es más respiraba, sin dificultad.
Su respuesta me lo despejó:
-Me han pinchado el lóbulo de la oreja.
Para quienes no sepais lo que es, es el lugar donde habitualmente se ponen los pendientes
En esos segundos, creí morir de vergüenza. Así que, entré a urgencias no ya rojo, creo que morado por falta de oxígeno. Y mirando al suelo solté el motivo real.
Después desaparecí. No recuerdo donde me escondí hasta que se me pasó el bochorno.
Pero, al dia siguiente repetí; pero eso os lo cuento mañana.
Abrazos
MacDubh

4 comentarios:

Pipa dijo...

¿Y realmente pensaste que un tipo normal iba a saber lo que era un lóbulo pulmonar? ¿Un señor que podía ser perfectamente sobrino de la de la hiena de gato?
Lo tuyo es exceso de conocimiento.

Mac Dubh dijo...

No lo razoné, actué como he dicho sin pensar. la asociación de ideas me llevó a la serie de equívocos posteriores.
Ah, me apasionaron tus lirios. ¡Ojalá pudiera hacer yo algo similar!

hermanadepipa dijo...

Bueno, sólo quedó en falsa alarma. El problema hubiera sido que a un paciente con un pulmón atravesado lo hubieras tenido 5 horas en la sala de espera pensando que venía por un piercing, ¿no?

Eso sí, no nos has contado la chufla de tus compis después. No me digas que no te estuvieron gastando bromas por eso durante meses.

Mac Dubh dijo...

Como ya te he dicho, al día siguiente hubo otra situacion... y si, me dijeron algo, pero ninguno se rió puesto que vieron que no hubo mala voluntad.
De hecho el cirujano al que hice correr por esto, es jefe de equipo en un hospital muy importante y siempre que nos vemos me dice," vente con nosotros" así que, es un consuelo saber que ni se enfadó