martes, 27 de mayo de 2008

Mi Primera Vez


Si, en contra de lo que podéis pensar, si. Voy a contar mi 1ª vez. Si de una vez por todas.... para que no halla dudas.
Fue tan impresionante,, que recuerdo el día, el año, la hora, el lugar... ¡lo recuerdo todo!
Y puesto que no me importa contarlo, aquí tenéis la versión para adultos.
Corría el año 1985 y en concreto el dos de abril, eran las 9,05 de la mañana....
¿Que como recuerdo todo eso?
¿De que pensáis que estoy hablando?
¿Sexo?
No, que va...
De la 1 vez que vi un muerto...
Si, lo malo es que lo vi y ¡ no me di ni cuenta!
¿Se puede ser más inocente?
Era mi 2 día en el hospital, realizaba las prácticas de auxiliar de enfermería. A mis 16 primaveras, más inocente que un conejo de campo...
Repartimos los desayunos y la enfermera (I******) me dice:
-Anda nene. ¿Por que no vas y le das el desayuno en la boca al abuelo de la 118? (me acuerdo hasta del numero de cama)
Yo, que a todo decía que si y encima de prácticas.. que encima estabas a las ordenes de todos, menos de tu conciencia.
Me acerco al paciente, un abuelo de 90 y pocos años, pequeñito, arrugado.
Incorporo el cabezal y preparo el desayuno.
Le pongo una toalla.
Y le ofrecí tomar le café con leche. Pero con la cabeza me dijo que no.
Le ofrezco el yogur y me dice que si. (Vainilla creo recordar, si ese sabor que ya no se fabrica y a todos nos gustaba, pero como el sabor se extraía de las semillas de las vainas de una orquidácea, supongo que decidieron dejar de fabricarlo, hace muchos años ya)
A mitad del yogur, observo que el abuelo deja caer la cabeza a un lado y este es mi monólogo:
-Abuelo ponte bien que tienes que comerte el yogur.
-Abuelo, de lado no puedo dártelo.
En vista que seguía con la cabeza colgando, se la echo para atrás y le acomodo de nuevo, e insisto:
-Abuelo, anda que tienes que tragarte esa cucharada... ( entraba por un lado y se escurría por la comisura)
-¡Abuelo que si no comes no te pondrás bien!
Finalmente la enfermera que me había enviado se acerca a ver como me las desempeñaba y supongo- la experiencia te lo enseña- que vio a un pobre chico de 16 años dando de desayunar a un difunto.
Se me acerca y me dice:
-Anda nene, no le des mas. Ese abuelo está muerto.
Solo recuerdo soltar el yogur y dar un salto que me colocó al lado de la pared. Entonces sonriéndome ella me dice:
-Tranquilo, ahora viene lo divertido, ¡hay que amortajarlo!
Lo que corrí para salir de aquella habitación...
¡Pobre de mi!
¿Qué fue de aquel pobre diablillo de 16 años?
Sigue trabajando....
Por cierto, siguen refieriéndose a mi como "el nene" y eso que tengo canas hasta en... las ideas quise decir.
Saludos
MacDubh

1 comentario:

Shauki Gabriel Expósito dijo...

La primera vez que me tocó ver un muerto, fue una persona que también vi en vida... a mi lado.

Estaba yo de pauta para la radio donde trabajaba, y caminaba para llegar a un edificio donde había una pelea marital y un hombre que amenazaba, supuestamente, lanzarse desde una Planta Alta...

llego y me paro al lado de un hombre y le digo... Señor, disculpe este es el Edificio Roraima... y él me dice con voz cortante, Si...

Al rato veo que todos me ven... y en segundos noto que no es a mi, cuando giro la cabeza, el señor al que le había preguntado, se había cortado las muñecas y el cuello con una navaja... y sangraba sin parar...

Luego me enteré que el difunto era el conyugue que amenazaba suicidarse por la traición de su esposa.

Prefiero mil veces ver llegar la vida, que verla irse...