sábado, 22 de noviembre de 2008

Jardines de Te Japoneses en SF,1ª parte

Casa de te a la izquierda y tienda de regalos a la derecha, entre medio al fondo Puerta Hagiwara
Tsukubai, talla en piedra imitando un barco, se usa para que los clientes de la casa de te se laven las manos antes de entrar. Alimentado por una caña de bambú llamada "kakehi"y proviene de una antigua finca japonesa destruida durante la 2ªGM
Puerta Hagiwara, construida por el Sr. Shimara en 1916 y conducía a la casa Hagiwara destruida ésta en 1942, solo dejaron en pie la casa de te; ubicada enfrente de esta puerta
Lampara en piedra imitando una pagoda conocida como "el tesoro"
Típicas lámparas de piedra, se introdujeron en el S.VI en monasterios budistas para iluminar los senderos
Este estanque ocupa el emplazamiento de la casa Hagiwara
Paseo umbrío y sereno
Buda japones del SXVIII, regalado por Japón a la ciudad de SF
Puerta del Templo, originariamente fue uno de los accesos a la Exposición Panamá-Pacífico de 1915, se encuentra encima de la colina más alta de los jardines al lado de la Gran Pagoda.
Es tanto lo que hay por ver, que os lo debo fraccionar, así que mañana más...
Saludos
MacDubh

7 comentarios:

Moisés Márquez dijo...

Precioso.

Me han encantado estas fotos y las del post anterior.

Tanto que me llevo tu blog para no perderme las siguientes entradas :)

Mac Dubh dijo...

Muchas gracias Moisés... es un placer y siempre serán bienvenidas tus aportaciones.

Leire dijo...

que bonito!!
quien pudiera ir :)
un besito muá

Mac Dubh dijo...

Encantado de saludarte Leire...no es tan caro y como ciudad tienes tantas opciones de comidas que puedes comer por apenas nada a lo que desees gastar... Un sitio tranquilo como pocos que conozco y la gente muy sociable... Lo recomiendo y gracias por pasarte

AZAHARA dijo...

No sé al natural, pero en las fotos se transmite un lugar con mucha paz, para pasear con tranquilidad, disfrutando de cada detalle.

Un unas fotos bellísimas, Mac.

Mac Dubh dijo...

Mira si me gustó Azahara, que el año próximo tengo que volver y encima doy el salto a Hawai

Niniel dijo...

Preciosos paisajes. Transmiten muchísima paz.