lunes, 18 de agosto de 2008

¡Veo,veo!


Freesias, las mas fragantes son las rojas y las blancas y ranúnculos rojos y azules que no huelen
Hubo un tiempo en que yo era un guason empedernido y de hecho los amigos de la facultad disfrutaban de llevarme con ellos, ya que yo hacía broma de cualquier cosa y encima sin haber bebido ni gota de alcohol.
Pero os aseguro, que lo que se me daba genial era hacer "teatro".
Un día un amigo que había roto con la novia, me llamo para tomar algo y pasear. Yo iba escuchándole a medida que andábamos y me sonaba "pesado y cargante" ya que llevábamos con el mismo tema 1 mes. Así que decidí hacerle reír un poco.
Le miré y le dije:
-Tu sígueme la corriente.
Estábamos delante de un céntrico establecimiento de ropa de mi ciudad y en fechas navideñas para colmo...
Entre en la tienda y por arte de magia, me convertí en "ciego"
Deslicé ñas manos por los stands de ropa y por lo que pude ver por el rabillo del ojo, mi amigo se quedó afuera muerto de risa.
Se me acerca una chica y me dice:
-¿Busca algo señor?
-Si, mi amigo me ha dejado tirado. Yo venía a comprarme ropa y el ha dicho que me las apañe solo.
-Ah, bueno la ropa de caballero esta en la planta de abajo, respondió ella.
-Si no tiene inconveniente ¿ me ayudaría? Es que soy ciego...
-¿Cómo, usted es ciego y su amigo le deja aquí solo?
Os puedo asegurar que de mi boca no salia ni una mueca ni una risa,jejeje; aun...
-¿Y como es su amigo? así iré a la calle a buscarle...
-Pues no se lo puedo describir señorita, respondí; como comprenderá no le he visto nunca.
A todo esto las carcajadas de mi amigo se oían, así que la chica supo identificarle. Pero éste al verla venir, salió corriendo calle abajo.
La pobre muchacha, regresó sin el y me acompañó al piso de abajo. A medida que bajábamos los escalones ella me fue indicando y yo, avanzaba con cautela, simulando que no veía..
Cuando llegué a la planta baja, deambulé un poco y al final no compre nada, por que como según dije al chico de abajo que se hizo cargo de mi... no sabía si la prenda me favorecía o no...
Volví tanteando ... hasta la calle y seguí calle abajo, deslizando mi mano por los cristales de las sucesivas tiendas. Mi amigo al otro lado de la calle observándome divertido y finalmente hubo que cruzar.
Una amable señora se ofreció a llevarme del brazo y a mitad de la calle exclamé:
-¡Veo, veo!
Y crucé hasta donde estaba mi amigo...ante la mirada de todo el mundo ...
Al menos conseguí distraerle...
Saludos
MacDubh

5 comentarios:

Niniel dijo...

Jajaja. Menudo bromista... Almenos le quitarías la depre a tu amigo.

Mac Dubh dijo...

He hecho cosas peores. Cuando era joven y pijo,al salir de cena llevaba ropa elegante pero como luego había fiestorra en la playa, llevaba vaqueros y camiseta. Pues para ir a las fiestas me cambiaba en la calle, en la acera... ante la vista de cualesquiera pasasen

mokko dijo...

juajuajua .... yo no me atreveria a tanto .... peores?????? miedo miedo .
besukos
mokko

star dijo...

Con lo seriecito que parecías y eres un diablo, jajaja. Si al final habrá que tenerte miedo y todo ;)

Mac Dubh dijo...

Pues si, he hecho de peores.. pero es que a guasón no me gana nadie. También es verdad que de adolescente participé en bastantes obras de teatro. Y además he asistido a programas de tv como público.Uis... eso se merece post, jajaja y pronto lo tendréis