domingo, 3 de agosto de 2008

De la Inocencia perdida


Sur de Francia, ciudad amurallada. Villefranche de Conflent. Es pequeña pero una autentica joya.
A veces los seres humanos nos dejamos guiar como corderitos. Si a eso le sumas la inexperiencia, te pasa lo que a mi; te das de bruces con la realidad.
A mis 39 años aun recuerdo mis inicios y más de una vez os he relatado alguna anécdota de aquel entonces. Y esta, aunque desagradable en si, me hace reír de mi mismo, por mi candidez...
Tenía yo 17 años y el alma mas pura que un cristal. Cuando recibo la orden de acudir a una habitación para retirarle el vendaje a una paciente.
Nadie me dijo nada .... sobre como hacerlo y allí fui yo con mis guantes de látex y mi buena voluntad.
Al llegar me encuentro una anciana con un pecho vendado, que parloteaba sin cesar.
Procedí a retirar el montón de gasas y esparadrapos de papel y al retirarlo, me asalto un olor a basura fermentada.
Se trataba de la primera vez que veía y olía una masa tumoral.
Tuve que hacer unos esfuerzos descomunales por no marearme. Por otro lado la paciente no mostraba "problema alguno"
Vosotros os diréis, ¿donde esta la ironía, el" punto de esta historia"?
Muy sencillo.
Cuando hube retirado todo aquello aparece la enfermera que me había enviado, con sus guates quirúrgicos( ya que protegen más al ser mas gruesos) una bata encima del uniforme ( para prevenir mancarse) y una preciosa mascarilla con filtro (ella si sabía que olia tan mal)
Y a mi se me quedo la cara a cuadros...
Podría haber tenido el tacto de avisarme no creeis....
Pues ni se inmuto.
alguna vez se lo he recordado y se echa a reir...
Como veis, soy gracioso incluso cuando no pretendo serlo.
saludos
MacDubh

2 comentarios:

Ladymarian dijo...

La foto me trae unos recuerdos preciosos.
En cuanto a la anécdota siempre hay quien ayuda a los demás al recordar los momentos duros y los que parecen disfrutar cuando los que comienzan pasan los mismos malos ratos que pasaban ellos al principio. En cualquier caso pobre abuelita, ella sí que tenía que soportarlo todo el dia.
Besos

Mac Dubh dijo...

Pues si, ami me trae muy buenos recuerdos. Paseos alrededor de las murallas.. algún beso... muchas sonrisas. Y la certeza de un amor profundo... si, que bellos recuerdos.
Con respecto a la anciana, ella estaba tan habituada al olor que no lo notaba. Créeme.
Besos Amor