martes, 5 de agosto de 2008

Me la he comido...


Claustro del Monasterio de Montserrat, Barcelona.
Bueno, hoy toca pues el bautizo del hijo de mis amigos.
Por poneros un ejemplo de como se organiza una cosa y como sale de otra manera.
Si vais a buscar padrino para vuestros hijos, escoged uno que no sea despistado... puesto que puede pasaros lo siguiente:
"que le digáis una hora concreta, una iglesia concreta y llegue para cuando ya salis de hacer las fotos del reportaje"
Y así fue, el pintoresco padrino llegó diciendo:
- Uff, siento el retraso. ¿Cuando comenzamos?
a lo que el padre de la criatura respondió lacónicamente:
- El bautizo terminó hace media hora.
Por cierto, yo me encargué de grabar la cinta de vídeo y es una lástima por que hice comentarios sobre todos los asistentes al evento y resulto ser de lo mas divertido, ya que lo hice en plan prensa del corazón, relatando pormenores de cada uno, jejeje.
Finalmente en el convite, me sentaron en la mesa principal al lado del padre de la criatura y la esposa le dice a el:
-Ponle vino a ****** (mi)
- No, ya no bebo ( hacia un año largo que no trasnochaba y no había vuelto a probar alcohol)
a lo que ella respondió:
-¿Y como lo llevas?
Dios, que corte. Muchos meses después salió el tema y le dije; como pudiste decirme eso a lo que me respondió:
-¿Eso te dije? jajajaja En que estaría yo pensando...
A la hora de comer, justo enfrente tenía a la hija de una compañera de trabajo y la madre en un momento dado se ausento. Fue al wc.
de repente la hija notó la ausencia, me miró y me dice:
-¿Y mi mama?
Yo respondí mecánicamente:
-¡Me la comí!
Dos minutos después yo en otra conversación y sentimos un aullido...
La niña roja y con un dedo acusador señalándome dijo:
-¡Se ha comido a mi mama!
Yo ni me acordaba, jajajaja.
Hubo que ir a buscar a la madre al wc... yo la vi tan grande que pensé que era mas mayor y por lo visto solo tenía tres años.
Se pasó el resto del convite dándome patadas por debajo de la mesa.
¡Que tierna la criatura!
jajaja
saludos
MacDubh

2 comentarios:

star dijo...

Eso te pasa por intentar engañar a niñas de 3 años. Yo ya ni me molesto con mis sobrinas, que me tienen cogido el número ;)

Mac Dubh dijo...

No fue un acto consciente. Es como cuando alguien te habla y le respondes con algo intrascendente.