lunes, 25 de agosto de 2008

Estoy reflexivo

Mi gata siamesa
Hace dos dias en un comentario se me recriminó el uso de una palabra para dirigirme a una persona concreta... Sin tener en cuenta dicha persona que eso ocurrió hara 18 años, sin conocer mi devenir profesional, mi manera de ser... en fin sin conocerme en si.
Ahora yo me pregunto:
-¿Soy mejor o peor persona,mejor o peor profesional, más o menos humano, mas o menos empático, por el uso de determinadas palabras o expresiones?
Y sigo pensando, que realmente a día de hoy, si hay una característica que me define es que consigo hacer reír a mis pacientes y sus familias, y eso para mí no tiene precio... use las palabras que use, creo que lo importante es que me sientan humano...
Y ahora otros retazos de anécdotas relacionadas con "palabras"
Cierto día en una unidad de medicina interna, teníamos en una misma habitación a dos pacientes femeninas, una de ellas mallorquina y la otra de habla inglesa.
Cada vez que hablaba con la paciente insular, me dirigía a ella en castellano y sin embargo con la de habla inglesa me dirigía a ella en inglés.
Un día la paciente insular tenía a su lado una familiar que la acompañaba y al dirigirme a la salida de la habitación me para con la mano y me dice:
-Oiga, que sea la última vez que a ella le habla en ingles y a nosotros en castellano. Si a ella le habla en su idioma a nosotras nos hable en el nuestro que es el mallorquín. Y dicho esto se sonrió triunfal.
Yo por mi parte la miré y le dije:
-Si a ella le hablo inglés es por que no sabe castellano y ustedes si. Pero le diré más, he estudiado 5 años de gramática catalana, 2 de literatura y 1 de sociolingüística catalana, lo leo, lo escribo y lo hablo mejor que muchos catalanes y si no lo hablo, es por que no me da la gana. Mientras viva en España, puedo usar indistintamente cualquier lengua, siempre que se me entienda... Y por lo que veo, ambas me entienden... Buenas tardes.
Otro día,
hace muchísmos tenía yo 16, asi que ha llovido, en mi primer día de hospital.. la monja me pide que saque unos sueros fisiológicos y yo saqué glucosados por error. Cuando llevaba mas de 10 pegatinas de identificación de paciente en cada suero puestas, se dió cuenta de que YO se los daba mal por error... y lo que me dijo fue lo siguiente:
-Serás hijo de puta. Te has equivocado y ahora debo hacer las pegatinas de nuevo y arrancar estas.
Yo atolondrado, ni sabía a que se refería, hasta que una auxiliar le dijo a la monja:
-¿Esta usted loca? Como le habla así y más siendo su primer día. Si se ha equivocado, se ha equivocado y ya esta.
Semanas después, llegué totalmente calado al hospital y al llegar, la misma monja me vio y dice:
-Vete a cambiar que pareces un perro mojado, jajajaja...
No le dí importancia...
Un día siendo "chico de prácticas" expresión muy usual, por cierto, cuando lo correcto sería "en prácticas", una supervisora recriminó a una auxiliar cierta actuación que realizaba mientras yo al lado callaba. Cuando la supervisora se fue, la auxiliar se giró hacia mí y descargó toda su mala leche conmigo. Yo la miré y le dije:
-¿Que te hice yo?
-Nada respondió; pero para que me salga una úlcera a mi, que te salga a ti...
Y se fue tan ancha...
Reflexión final:
La palabras siempre pueden ser ambiguas, pueden tener connotaciones, pero lo más importante es lo que transmiten, y si no hay maldad inherente, que más da cual uses.
Yo he sufrido "excesos verbales "y sin embargo aquí sigo...
¿NO?
Saludos
MacDubh

7 comentarios:

Niniel dijo...

La verdad es que sí. La misma palabra, dicha con otro tono, puede hacer mucho daño. Hablo por experiencia propia.

starfighter dijo...

Mi madre siempre me señalaba sobre las palabras que no es lo que dices sino cómo lo dices.
Lo del idioma ya es otra cosa. Siempre hay gente un peco tonta (por no decir algo más fuerte) sobre ese tema.

Mac Dubh dijo...

las palabras son lo que queramos que sean.. solo depende de nuestra intencion

INDIGNADA dijo...

No dudo que es usted una excelente persona. Dedicarse a la sanidad por vocación así lo demuestra.

Mi llamada de atención fue por el tratamiento, que ya puede ser muy cariñoso pero me chirría, y de hecho a muchos ancianos les molesta: es igual de cariñoso llamarles por su nombre. Y ahora me refiero a las distintas escalas en un hospital: usted no oirá al jefe de servicio o al médico adjunto llamar así a un paciente; sin embargo sí abunda entre los celadores y auxiliares, que de esa forma quieren demostrar una pequeña "superioridad" (que no tienen) frente al paciente. Y esos son, precisamente, en la mayoría de los casos, los que no están ahí por vocación, sino que se encontrarían igual o mejor tras la barra de un bar o en la caja de un supermercado.

Respecto a las respuestas a mi comentario de los comentaristas latinoamericanos, sólo decirles que en su país será muy cariñoso pero aquí no. Así como en su tierra no se puede decir COGER y aquí sí, no soy nadie para defenderlo si a alguno le molesta y cuando hablo con un latinoamericano procuro evitarlo y sustituírlo por agarrar. Tampoco diría que mi tía se llama CONCHA, sino Concepción. Así como en Argentina se considera "cariñoso" putear o llamar a alguien "hijo de puta", aquí es de muy mal gusto. Y que yo sepa, el dueño del blog trabaja en España, aunque algunos pacientes le obliguen a hablar en otro idioma ;)

(Me pongo el mismo nick para que me reconozca, pero no estoy nada INDIGNADA con usted)

Mac Dubh dijo...

Hola indignada, no se si soy una excelente persona. Pero a d�a de hoy mi labor profesional se desempe�a en cuidados pailativos. Si le sirve de algo, a ellas les digo cielo o ni�a mia. Y a ellos, suelo llamarles por su nombre. No me gusta que sean solo pacientes, y de hecho siempre les pido que se dirijan a mi por mi nombre, con todo siguen llamandome rizos,jejeje. Gracias por su aclaraci�n, siempre ser�n bienvenidos sus comentarios

mokko dijo...

Bonita gata , y si , el poder de la voz ... todo cambia depende de como se diga .
Mejor con miel que con hiel .... pero si , sobra muuucha gente en este mundo.
besukos
mokko

Mac Dubh dijo...

Gracias mokko, lástima que star y tu estáis tan lejos os, seria un placer conoceros en persona