jueves, 12 de junio de 2008

Á**** y el tornado (mi pie salió en la tele)


De entrada diré, que no necesariamente tengo que ser el protagonista de una situación para poderla relatar, y aunque soy personaje secundario en esta historia, si que estoy ya que la viví de lleno.
Hace muchos años asistí a la jura de bandera de un buen amigo.
Yo iba vestido con camiseta blanca, vaqueros blancos y os lo especifico por que aparte de en el trabajo, jamás uso ropa blanca ya que estoy saturado de usar ese color.
La jura de bandera fue un domingo de agosto, con un calor agobiante.Estábamos la madre de mi amigo A****, su padre, el hermano y su novia y la novia de éste.
Todos en fila, sentaditos en las gradas. Aburridos y sin aire que nos refrescase.
De repente comienza el propio desfile, y cuando se ubican sobre la pista los diferentes artilleros portaestandartes... dio comienzo el espectáculo... pero no el que creéis, el meteorológico.
Miro hacia el horizonte y observo unas hojas de periódicos que izan el vuelo de manera repentina y comento a la novia de mi amigo que esta sentada a mi derecha:
-¡Fíjate que rápido han subido esas hojas de periódico!
Ella como es natural estaba más pendiente de la aparición de su chico que de mis comentarios y se sonrió.
De repente observo un pequeño torbellino, que levanta hojas y tierra; creando una especie de columna marronácea, que se eleva ante las miradas de todo el mundo. Es delgada y aun se encuentra más allá del inicio de las pistas.
La gente se quedó en silencio.
En unos segundos la columna creció en grosor y embistió en las pistas. Ahí se podía observar claramente que estábamos ante un espectáculo poco común y como tal ,nos comportamos.
Nos pusimos a aplaudir gozosos, mientras los pobres artilleros se sujetaban las boinas lo mejor que podían.
Lo peor vino después.
El tornado embistió contra las gradas.Sentí como si miles de agujas picasen por todo, al abrir los ojos una hoja de periódico me dio en el rostro quitándome toda visión y me la quité de un manotazo.
El tornado siguió su curso y pasó de largo y aunque fue aparatoso, no causo daños ni materiales ni personales.
Entonces la madre de mi amigo se me acerca y con cara de circunstancias me dice:
-¡Oh nene, que pinta haces, llevas tierra hasta en el pelo!
Como si los demás no llevasen la misma pinta.
Lo que pasa es que al ir yo de blanco puro, el contraste era super evidente.
Solo me quedó blanco el culo, y eso por que estuve sentado.Jajaja.
Saludos
MacDubh

2 comentarios:

star dijo...

Pues menos mal que no saliste disparado a la Tierra de Oz, como Dorothy ;)

Mac Dubh dijo...

hola tío, fue emocionante. se que salió el vídeo en tv, en antena 3 en aquel programa: Vídeos de impacto o algo así lo busco y a ver si se ponerlo para que lo veáis