sábado, 7 de junio de 2008

Al ********** del sanitario


Esta vez os cuento una anécdota de la mili. En concreto de una jornada de "instrucción continua"
Teniendo yo mis 24 años, me subo a la ambulancia militar y tomamos rumbo hasta un cementerio. Nos esperaba una pateada de varios kilómetros. Y os soy sincero, la idea me gustaba... una sana pateada de 30km por los montes.
Comenzamos y al rato ya tenía a un artillero "sofocado" por el peso de la mochila militar, así que me encontré cargando con su mochila y la mía.
Poco después, llevaba también un cetme(fusil) y seguíamos cerrando formación.
Las vistas eran espectaculares así que le dije a mi teniente:
-¡Mi teniente, la próxima vez avíseme... que estoy disfrutando!
-¡Coño encima esta disfrutando el sanitario! Y sonriendo continua:
-Tranquilo que lo recordare ( a fe mía lo hizo y si pienso os lo cuento mañana)
El día transcurrió realmente aburrido, salvo un par de ampollas reventadas no hubo mayores incidencias hasta que hicimos un descanso y yo me despisté curando precisamente una torcedura que remitimos en la ambulancia al hospital militar.
Y cual fue mi sorpresa, me giro y veo que toda la formación ha desaparecido. Más adelante me encuentro con un sargento y le pregunto:
- A sus ordenes mi sargento, soy artillero y estoy en una instrucción continua. He perdido a mi formación. ¿Puede orientarme?
-Su grupo grupo ha torcido por ese camino a la derecha y siga de frente.
Lo malo llegó cuando el camino se bifurcaba. Uno a la derecha nuevamente y otro montaña arriba. ¿Cual seguir?
Me dije:
- Este teniente maño es muy bruto, seguro que tiró montaña arriba.
Y eso hice, hala con todo lo que llevaba a cuestas y con un calor primaveral, algo agobiante.
Al llegar, me encuentro una valla y detrás un ingeniero(soldado) con su fusil,le saludé y me saludó así que salte la valla y seguí mi camino.
De repente a lo lejos veo mi formación, pero esta vez era montaña abajo. ¿Me maldije por idiota!
Me puse a correr montaña abajo, pero no contaba con otro ingeniero de guardia que me dio el alto.
-¡Soy artillero del RAMIX-** me he perdido y mi formación esta pasando detrás tuyo!
Y va el tio y levanta el fusil y empujándome me indica que tome el camino de la izquierda.
Yo todo el tiempo le decía que se equivocaba y el como un mulo callado. Hasta que llegamos a un campamento. Al llegar un compañero desde dentro de la tienda de campaña le dice:
-Osobuco ¿a quien has pillado?
Respondí yo:
-¡Al gilipollas del sanitario!
Me llevó hasta su alférez y me presenté. Éste al ver lo que ocurria se gira hacia el ingeniero y le dice:
-¿Cuales eran mis órdenes?
-No deje pasar a ningún soldado de este cuartel.
-¿De donde dice el que es?
-Del RAMIX....
-Tire para arriba y vuelva su punto de guardia y no quiero volverle a ver y a usted, tome este camino y no se salga en ningún momento o le apresaran de nuevo. Siga el camino de pañuelos amarillos (me vino a la mente "el mago de Oz"por lo del camino de baldosas amarillas) y encontrará su formación.
Salí corriendo, con todo aquello encima y al rato a lo lejos se oía como bramaba el teniente llamándome a voces.
_me presento mi teniente, es que me perdí.
Supongo que dado mi estado debí de darle pena.
Llegó la noche y yo estaba en la ambulancia, junto con el conductor. Todo el tiempo desfilaban artilleros de diversos grados y preguntaban quien dormiría en las 4 camillas. Mi respuesta:
-En una el conductor,en otra el artillero enfermo, en la otra mi auxiliar ( que todo el tiempo había estado sentado en la ambulancia) y en la última yo.
Hubo un mando que se enfadó conmigo, pero no podían obligarme.
Llegó un sargento y me dijo:
-Mañana operan a mi hijo,¿ podría yo dormir en una camilla?
Le dije que si. Yo pasé la noche en el asiento del conductor y de fondo tenía el coro de los 4 tenores. Competían a ver quien roncaba más fuerte.
Al amanecer yo estaba destrozado del agotamiento, dolorido de estar mal sentado y sin dormir.
Levantamos campamento y llega el "mando ofendido" y señalándome me dice:
-¡Prepárese que tiene pateada hasta el cuartel!
Entonces el sargento que había dormido en la ambulancia salió en mi defensa y dijo:
-De modo que el pobre ha pateado toda la instrucción mientras el otro iba cómodamente sentado ¿No sería más justo , que el otro que no ha hecho nada; regrese andando?
Y si, volví sentadito en la ambulancia.
Al menos algo me salió bien.
saludos
MacDubh

7 comentarios:

Leinad22 dijo...

¿Que es estó? jajajaja XD

star dijo...

¿Que ha pasado? Este es el de mañana, ¿no? ;)

Mac Dubh dijo...

Qué hice?

Mac Dubh dijo...

en lugar de salir en su día salio el anterior?

Niniel dijo...

Hola, Mac Dubh. Vengo rebotada del blog de Nepomuk. Me he reido mucho con tus anécdotas. No sé porqué no visité antes tu Blog. Tienes una gracia natural para explicar las cosas.

He visitado también el link a Save Our Blogs y me he colgado una de sus imágenes. No sé como funciona, pero si sirve para que la gente comente más en los blogs (y el mio lo necesita), pues bienvenida sea la iniciativa.

Siento la gran parrafada que te he escrito. Volveré a visitarte.

Mac Dubh dijo...

encantado de que regreses siempre que quieras

Leinad22 dijo...

Jajaja salió el titulo antes de tiempo, por cierto me ha echo mucha gracia jjeje, ¿COn 24 años hicistes la mili?