domingo, 8 de junio de 2008

Maniobras diurnas y nocturnas a la vez,joder...


Pues si, el teniente cumplió su palabra y me hizo llamar para una instrucción diurna.
Al llegar, me vienen un amiguete y me dice riendo:
-Esto solo nos pasa a nosotros, ven..
Me lleva hasta el camión cisterna y observo que las llantas de las ruedas presentan un extraño color rojizo brillante. Mi amigo escupe en una y veo sisear el salivazo. Habían llevado el camión que era atracción, con los frenos puestos desde el cuartel. Y habían hecho girar a la fuerza las ruedas y estaban al rojo vivo.
En el mismo emplazamiento se realizaban otras maniobras nocturnas... me hice cargo de ambas. Aunque siendo honestos, las nocturnas apenas hice una noche. Estuve enteramente al servicio de las diurnas y encima me lleve las acuarelas. ¡Asi que vaya maniobras!
En aquel entonces yo ya era famoso en el cuartel por regalarles los retratos de las novias a quienes me lo pidieran. Asi que era de sobra conocido, a todos los niveles por esa afición. Al respecto si pienso, mañana os contare lo que hice para unas camisetas y por 1 vez os enseñare, uno de mis dibujos, en lugar de una acuarela.
Volvamos a la anécdota:
La semana no puedo empezar peor, yo en el botiquín esperando la llegada de la ambulancia y nos dirigimos hacia el punto "X" donde íbamos a realizarlas.
Al llegar, mi propia tienda de campaña era la ambulancias así que no tenía nada que hacer más que mirar, los bellos acantilados y los bosques de pinos.
El 1er día ya conocí a un sujeto harto extraño. De cara redonda, nariz chafada y orejas largas, cuyos lóbulos(Y lo especifico por algo que ya sabréis)acababan al lado de la mandíbula.
De repente siento unos gritos desgarradores y lo veo venir haciendo aspavientos con los brazos y me dice con voz trémula:
-¡Sanitario, sanitario, me ha picado una garrapata! y se señala el brazo asustado. En el se hallaba efectivamente una garrapata, diminuta, aferrada
Yo sin decir palabra, tome una jeringuilla, aguja, anestésico y mientras el gritaba y sudaba profusamente, inyecté anestésico en la garrapata. Ésta relajó el cuerpo y la pude extraer sin problemas. La pinché con la aguja hasta atravesarla y se la mostré.
El me dio las gracias y sin dejarme ponerle yodo salió corriendo con la garrapata en ristre.
Por la noche volvió, con la aguja chafada y retorcida. Me la traía para que viera que estaba muerta. Yo lo deseché todo en un contenedor.
De hecho yo me hallaba sentado hablando con sus compañeros y sin venir a cuento me dice:
- Sanitario, ¿no podrías coger un bisturí y cortarme (el se refería a los lóbulos pero al no saber la palabra solo se dio un tirón de la zona) para tenerlas como tu?
Yo lo observé dos segundos y respondí:
-A eso se le llama cirugía estética y ya que te operas las orejas, ¡opérate el resto!
A la mañana siguiente, lo más destacable fue que me trajeron un tío en volandas. Por lo visto manejando un cañón, la guía le dio de lleno en los testículos, lanzándolo contra un pino. Al bajarle los pantalones, "los huevos los tenía como "balas de cañón" negros e hinchados, así que como yo estaba al cargo de las dos maniobras, el sargento fue el encargado de transportarlo al hospital militar. Años después en una boda, le vi, y llevaba un carrito de bebé, así que deduzco que, no se le rompió ninguno,jejeje.
Como veo que esto se hace demasiado largo, mañana haré una continuación de la misma.
La parte divertida vendrá entonces, lo siento.
Saludos
MacDubh

2 comentarios:

Leinad22 dijo...

Jajaja, tela con los huevos negros, jaja como los tenga igual que entonces tendrá contenta a la mujer.Oye te pido un favor si tienes tiempo, haz un cuadro en el que muestres lo que sientes cuando lees Kiar´s World, si quieres claro Gracias

Mac Dubh dijo...

explícate mejor, que siento en que sentido? Acaso quieres un cuadro para incluirlo de imagen en tu mundo? la verdad es que se me ocurre hacerte un pj de cómic con cada uno, siempre me pasa... a veces te haría una tira