domingo, 12 de julio de 2009

Pin y Pon

Tomillo en flor
Este rosal ha sobrevivido a plagas, a intentos de arrancarlo... y sigue regalándome estas fragantes rosas
Al igual que este plumbago Tenía que ser "trasplantado" que es el termino que usa mi madre para decir matar(Ya que la planta allá a donde la llevó murió) Pero las raíces que quedaron germinaron y ahora es tan grande como la planta original. Nota curiosa, yo me enconré esta planta en un camino polvoriento, medio muerta y me la traje a casa..yo si la transplanté bien.¡Y tan bien!
¿Por que existe la Vida? Por el simple placer de existir. Os presento a PIN y PON
Y algunas de mis gallinas locas
Mis tréboles gigantes
No quiero escribir.
Aquí se queda
Saludos
Carlos

5 comentarios:

Niniel dijo...

preciosas rosas. ¡Que monos son Pin y Pon! Saludos desde Versalles.

Don Otto Más dijo...

Juer, cómo molan los tréboles gigantes! Bueno, y Pin y pon también ;)

Elisabeth dijo...

jejeje me encantan pin y pon y las fotos preciosasssss


besitosssss

Mac Dubh dijo...

Bueno estoy ruminado de que hablaros mañana..Níniel si estas de viaje... Versailles, si...precioso pueblo, precioso palacio.. ¿Visistasteis las caballerizas reales?
Cuabo estuve allí...el palacio me inspiró soledad. Pensé en cuanto podrian contarnos esas paredes... Ya hace muchos años y aun recuerdo esa sensación...
Pin y Pon a diferecnia de sus padres son sociables y se dejan tocar (de momento)

Niniel dijo...

Ya desde casa te contesto: fuimos en un viaje organizado: vimos muy por encima las posesiones de Maria Antonieta (caballerizas incluidas), una visita más a fondo del Palacio de Versalles y un paso volante, casi insignificante, por los jardines(ya lo contaré poco a poco en mi blog).